Con vientos máximos sostenidos de 155 km/h, se esperaba que gane fuerza nuevamente antes de azotar la costa de Estados Unidos.


El huracán Delta ingresó el miércoles en el Golfo de México y se dirigía hacia Luisiana, después de tocar tierra justo al sur de Cancún, derribando árboles y cortando la electricidad a los residentes de las costas de la península de Yucatán, repleta de centros turísticos.

Localización y trayectoria prevista del huracán Delta – AFP / AFP

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, informó que el ojo del huracán de categoría 2 se centraba a unos 110 kilómetros al este-noreste de Puerto Progreso, justo en el extremo norte de la península. Delta tenía vientos máximos sostenidos de 155 km/h, pero se esperaba que ganara fuerza nuevamente antes de azotar la costa de Estados Unidos en el Golfo.

Según los pronósticos, Delta podría tocar tierra, posiblemente como huracán de categoría 3, el viernes al sur de Morgan City, Luisiana.

Tourists are seen in a beach after Hurricane Delta hit, in Puerto Morelos, near Cancun, in the state of Quintana Roo, Mexico October 7, 2020. REUTERS/Henry Romero

El vórtice del Delta llegó a tierra alrededor de las 5:30 a.m. con vientos máximos sostenidos de 175 km/h. Las autoridades dijeron no tener reportes de muertos o de heridos, pero el meteoro obligó a cientos de turistas a trasladarse a refugios para tormentas. Unos 266.000 clientes de la estatal Comisión Federal de Electricidad, o alrededor de un tercio del total en la península de Yucatán, se quedaron sin energía, al menos parcialmente.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, dijo el miércoles que lo peor del huracán pasó y que los hoteles que no sufrieron daños graves podrían comenzar a traer a sus huéspedes desde los refugios donde pasaron la noche. Recalcó que el mayor problema fueron las ramas y los árboles caídos que derribaron líneas eléctricas o bloquearon carreteras.

El funcionario de defensa civil Luís Alberto Vázquez dijo que unas 39.000 personas fueron evacuadas en los estados de Quintana Roo y Yucatán, y que unas 2.700 personas fueron a refugios para tormentas en los dos estados.




Comentarios