Alejandro Giammattei informó la deportación de más de 3.300 hondureños y advirtió del riesgo de este tipo de migraciones masivas en plena pandemia.


Andrés Manuel López Obradorafirmó que las autoridades de Guatemala y Honduras lograron “convencer” a los migrantes de la última ‘caravana’ de que regresasen a territorio hondureño, aunque ha advertido de que seguirá “observando” la situación en los países del sur.

La semana pasada, miles de migrantes partieron desde Honduras rumbo a Estados Unidos, en una réplica de los movimientos masivos que se han venido registrando en los últimos años y que quedaron paralizados con motivo de la pandemia de coronavirus. México ordenó el cierre de sus fronteras con Guatemala para impedir el paso de estas personas.

Sin embargo, los movimientos habrían quedado frustrados antes. “Ya la mayoría de los integrantes de esta caravana ha regresado a Honduras de Guatemala”, explicó López Obrador este lunes en rueda de prensa.

El presidente confirmó que “afortunadamente” la ‘caravana’ no continúa “porque tanto el Gobierno de Honduras como el de Guatemala ayudaron a convencer a los integrantes de que no hay condiciones sanitarias y que había que actuar de manera distinta”.

Luis Antonio Rojas/Bloomberg

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, informó el domingo de la deportación de más de 3.300 hondureños y, al igual que López Obrador, también advirtió del riesgo de este tipo de migraciones masivas en plena pandemia de COVID-19.

Luis Antonio Rojas/Bloomberg

“Los guatemaltecos siempre hemos sido solidarios con nuestros hermanos centroamericanos, pero en este momento, y con las circunstancias que estamos viviendo, debo poner primero la salud y la seguridad del pueblo de Guatemala”, argumentó.

EFE/ Juan Manuel Blanco


En esta nota:

Politica Salud


Comentarios