El año pasado el Gobierno Provincial dio por cerrada la paritaria salarial con el SUTE, hoy se volvieron a reunir representantes de ambas partes, pero para negociar condiciones no salariales.

Cabe destacar que en la previa desde ATE y Sucend (gremio de los celadores) presionaron al SUTE para que aceptara la propuesta de aumento que llevó el Ejecutivo (20% en tres tramos, más suma fija no remunerativa ni bonificable de $54.000 en 12 cuotas), esa posibilidad fue descartada por el sindicato.

Mirtha Faget, secretaria gremial del Sindicato Único de los Trabajadores de la Educación aclaró que “Nos llamaron para preguntarnos si aceptábamos la oferta que ya fue rechazada, por lo que Sebastián (Henríquez, apartado de sus funciones por una denuncia de abuso sexual) no está. Él es parte de una conducción y nada ha cambiado. El mandato de las escuelas es el mismo y sigue en pie el plan de lucha que incluye el no inicio de clases si no hay respuesta”.

La dirigente cuestionó la posición de Roberto Macho y lo acusó de “orquestar” junto al Gobierno una acción para “intentar debilitarnos y evitar un conflicto al inicio de un año electoral”.

Señaló a Sitio Andino que la única opción para que el sindicato se “vuelva a sentar” en la mesa paritaria salarial, es que desde el Ejecutivo se eleve “una propuesta superadora, sin montos en negro”. La comisión ejecutiva del gremio exige una recomposición del 30% para cubrir lo perdido por inflación en 2020, y reabrir la discusión en febrero para lo correspondiente a 2021.

También amenazó que en el caso de que el Gobierno aplique el aumento por decreto sin incluir el bono de $54 mil -como deslizó el ministro Víctor Ibañez-, llevarán el conflicto a la Justicia. “Es un caso de mala fe negocial. No debieran dar menos de lo que llevaron a la paritaria, que se le otorgó a la mayoría de los estatales”, sentenció Faget.

Tampoco hubo avances en lo no salarial

Estuvo presente físicamente, pero no trajo nada, sólo con la intención de dilatar la negociación, producto de una decisión política por no haber aceptado la oferta salarial”, dijo Mirtha Faget al destacar que el Gobierno no elevó ninguna propuesta en la paritaria no salarial.

Finalmente se acordó una nueva reunión para el 28 de enero para firmar un cronograma de trabajo “de todas las comisiones para ir resolviendo los puntos acordados” sobre diferentes cuestiones relacionadas a condiciones de trabajo.

“Esperemos que haya voluntad por parte del Gobierno para avanzar en puntos que venimos reclamando incluso en paritarias anteriores”, concluyó la gremialista. Fuente Sitio Andino