El eclipse lunar del 19 de noviembre será uno de los más largos en el siglo y el último del 2021. La sombra de la Tierra cubrirá la superficie de la Luna en un 97% y provocará un tono rojizo, conocido como “Luna de Sangre”. La mala noticia es que casi no se verá desde Mendoza.

La doctora en Astronomía Beatriz García aseguró que el eclipse durará unas tres horas. “En general, los eclipses de Luna no son tan largos, todo depende de la distancia entre el satélite y la Tierra”, precisó. En este caso la Tierra no cubrirá totalmente la Luna, pero si demorará un largo tiempo .

Lamentablemente -para los mendocinos y para América del Sur- el fenómeno solo se podrá ver completo desde América del Norte y desde el Pacífico. Si bien desde la provincia se podrá notar algo en horas de la madruga, “el máximo punto del eclipse será a las 6.04 AM y el amanecer o salida del Sol en Mendoza es a las 6.23 AM, por lo que no se podrá distinguir bien esa coloración rojiza porque la Luna ya estará descendiendo”, agregó la doctora.

A diferencia con los eclipses solares, afirmó Beatriz García, los eclipses de Luna no requieren de ninguna protección ocular. “Si uno tiene binoculares o telescopios siempre es más lindo”, apuntó y argumentó que con estos objetos se pueden distinguir mejor los detalles.

"Lunón" desde Brasilia, Brasil, . (AP) Foto: Eraldo Peres

Por el momento y por la poca visibilidad que se tendrá desde la parte Sur del continente, no hay eventos planeados para el día del eclipse de la Luna de Sangre, pero si alientan a que cada uno lo vea desde su hogar.

¿Qué es un eclipse de Luna?

Un eclipse de Luna ocurre cuando el Sol, la Tierra y el satélite se alinean aparentemente en el cielo. Entonces, la Luna atraviesa la sombra de nuestro planeta, que está dividida en dos partes, la central, llamada umbra, y la externa conocida como penumbra.

A principio de este año, precisamente el 26 de mayo, ocurrió un fenómeno astrológico similar. Pero el eclipse de Luna de Sangre coincidió con una Superluna, lo que hizo que se viera de manera mucho más grande e impactante. Este eclipse si se pudo observar desde Argentina y otros lugares del mundo como México, Chile, Perú, Ecuador y hasta en Australia.