La justicia colombiana designó a dos policías mendocinos que prestan servicios en la Universidad Nacional de Cuyo para participar de los peritajes en la investigación por un camión que se incendió con 29 toneladas de sustancias químicas peligrosas, en la autopista que une Medellín con Bogotá, en Colombia.

El hecho ocurrió en la madrugada del 9 de febrero de este año, entre las localidades de Guarne y Copacabana, y las primeras pericias realizadas por los investigadores de ese país no dejaron conformes a las autoridades.

Para aportar transparencia a la causa la justicia colombiana designó a dos peritos argentinos: los policías mendocinos y hermanos Juan Pablo y José Ferreyra, quienes son técnicos en investigaciones de incendio.

Cabe destacar que los hermanos Ferreyra poseen una diplomatura en prevención de este tipo de siniestros y son permanentemente capacitados en la UNCuyo.

Los policías, junto a otros dos peritos colombianos ya participaron de reuniones a traves de video conferencias para determinar que fue lo que originó el incendio.

Juan Pablo Ferreyra destacó que “La verdad que es un orgullo. Que nos llamen a mí y a mi hermano, habiendo jefes de Defensa Civil y Bomberos, es un orgullo. Queremos resaltar el apoyo de la Universidad, que nos ha capacitado durante toda la carrera. Estamos muy contentos”.

Los primeros informes aseguraban que una falla mecánica habría sido la causante del incendio. Pero la prensa colombiana informó que la explosión de un neumático generó las primeras llamas, en tanto que otros investigadores afirmaron que fue un problema en el diafragma del camión el responsable.

No obstante, las dudas abundan, por lo que los policías mendocinos y sus colegas colombianos tendrán una ardua tarea por delante.

El accidente ocurrió a las 2 de la mañana del 9 de febrero a la altura del kilómetro 1.740 de la autopista Medellín-Bogotá. En el lugar se incendió un camión con acoplado que llevaba como carga unas 29 toneladas de químicos sólidos denominados “peligrosos”. En el siniestro no hubo lesionados, aunque los bomberos de ese país debieron trabajar más de 8 horas para sofocar el incendio.

A partir de allí se inició una larga investigación de la que ahora serán parte dos policías mendocinos. Fuente Sitio Andino