La conductora del rodado en el que iba la menor perdió el dominio. Según fuentes policiales, la mujer tienía alcohol en sangre. 


Esta madrugada, tras un accidente de tránsito, una niña de 10 años tuvo que ser internada en grave estado.

El incidente ocurrió alrededor de las 2 de la mañana en en la curva del Tropezón de Cañada Seca de la ruta 143.

La conductora de un Citroen C 3, que iba en dirección a San Rafael, perdió el dominio del auto y volcó. Fuentes del Ministerio de Seguridad informaron que tanto la mujer como su acompañante tenían alcohol en sangre.

Los dos mayores, la niña y un nene de 8 años fueron trasladados al hospital Schestakow.

La conductora fue diagnosticada con traumatismos múltiples, pero no quedó internada y el acompañante sufrió traumatismos múltiples y luxación acromio clavicular. El niño quedó internado fuera de peligro con traumatismo encéfalo craneano frontal y con excoriaciones.





Comentarios