El israelí les contó a sus abogados que le dijo al médico psiquiatra del Servicio Penitenciario, que quería suicidarse.


Los abogados de Gil Pereg confirmaron que la vida de su defendido corre peligro. “Desde que supo que iban a regalar a sus gatos entró como en una desesperación y habla permanentemente de matarse”, indicaron los defensores del israelí, acusado de asesinar a su madre y su tía en su casa de Guaymallén.

El martes fue notificado de las últimas novedades de su causa, e indicaron que en ese momento manifestó que su vida está en peligro debido a que no tolera más la situación.

Aseguraron que por el momento la medicación psiquiátrica que toma le hace efecto, y no creen que en el corto plazo atente contra su vida, aunque no saben cuánto tiempo más podrá estar así.

Gil Pereg les contó a sus abogados que le dijo al médico psiquiatra del Servicio Penitenciario que quería suicidarse, a lo que este le contestó que él ya había solicitado que fuese trasladado a un hospital, pero que el pedido había sido rechazado por la Justicia, por lo que si tenía algún intento de suicidio iban a tener que esposarlo dentro de su celda para evitar que se autolesione. Uno





Comentarios