"Fue Simón grande", dijo la nena de 4 años cuando contó lo que pasó en agosto de 2018. El único detenido en la causa, se encuentra imputado por abuso sexual agravado por acceso carnal.


El celador del Colegio Leonardo Murialdo, situado en el departamento de Guaymallén, continuará preso, por el caso del abuso sexual de una nena de 4 años.

Los investigadores analizaron tres hipótesis de lo sucedido. Dos de ellas fueron descartadas y la única que se sostiene es la del celador del colegio como autor del hecho. 

El hecho ocurrió en agosto de 2018, cuando la nena le contó a su madre: “Fue Simón grande”, dijo detallando lo que pasó ese día, cuando su madre detectó que no tenía su ropa interior puesta. Además, la pequeña hizo referencia a que le tapó la boca, le bajó el pantalón, le sacó la bombacha y la manoseó.

En cuestión de días, detuvieron a uno de los celadores del instituto por ser el presunto autor. Fue imputado por abuso sexual agravado por acceso carnal y por la calidad de guardador. 

El abogado querellante Pablo David, aseguró que las pruebas presentadas no favorecen al acusado: “Tiene que seguir privado de libertad porque todas las pruebas que se han incorporado, no solo las ya valoradas sino también las que se están valorando ahora en esta audiencia, no lo sacan al imputado Salas de la escena del hecho”.

Fuente: El Ciudadano – Uno






Comentarios