Matrimonio explosivo, el de la mendocina y el Adolfo, ex presidente



El hecho social del fin de semana lo coprotagoniza Gisela Vartalitis y Adolfo Rodríguez Saá. 

Gisella Betiana Vartalitis, es la mujer oficial del ex gobernador y ex presidente de la Nación, Adolfo Rodríguez Saá. No está mal que haya dado el sí el hombre fuerte de San Luis, luego de conocerla hace 15 años y tener con ella un hijo de 11 años. Hoy la pareja está de fiesta.

Uno de los 250 invitados a la mega boda, que se realizó ayer en una especie de castillo de la Argentina peronista, dijo que la celebración “fue como la de los cuentos de hadas”. La fiesta se realizó en una flamante mansión que la pareja posee en Potrero de los Funes. Algunos la comparan con las dimensiones del Hotel Internacional, que parece más pequeño ante esta residencia de 2000 metros cuadrados cubiertos.

l 30 de abril de 2004 Gisella comenzó sus labores en la Cámara de Diputados de la Nación, en el despacho del entonces diputado nacional Adolfo Rodríguez Saá. Tenía 28 años y ya contaba con un matrimonio malogrado. El aire del Congreso y de la ciudad parecía caerle mejor que el de Mendoza. Apenas dos años allí le bastaron para conquistar a su jefe. Y en ese tiempo salió de la nómina de empleados legislativos del puntano. Coincidió con la llegada del hijo del actual matrimonio.

Según lo investigado por la web zbol.com.ar, el terreno de la majestuosa casona se encuentra a nombre de la sociedad Fiduciaria Las Orquideas SA, con domicilio legal en el Barrio Solares del Golf, Block 8, en Juana Koslay. “La empresa fue creada con un capital inicial de $100.000 e la integran únicamente Gisela Vartalitis y Adolfo Rodríguez Saá”.