Le dieron sepultura a la pequeña Florencia Di Marco en San Martín



Lucas Gómez, su padrastro, es el único imputado por la violación y muerte ocurrida en San Luis.

Con n profundo dolor, la familia de Florencia Di Marco (12), la pequeña mendocina violada y asesinada en San Luis, despidió sus restos en el este provincial.

Flor “descansará” en el cementerio parque municipal La Paz de los Olivos, en San Martín, a pocos kilómetros de su natal Junín.

Lucas Gómez, padrastro de la nena, es el único imputado por el homicidio y hoy será indagado en la vecina provincia.

La investigación del caso, que conmocionó al país, apunta al hombre tras una recopilación de pruebas.

Florencia, cuyo cadáver fue encontrado con signos de estrangulación y de abuso sexual reiterado bajo un puente de la localidad de Saladillo, el jueves pasado, era hija de Carina Di Marco, quien tuvo hace pocos días el tercer hijo de Gómez.