Los ladrones le robaron el celular a la salida de un boliche en La Serena y la arrastraron un par de metros con el auto en el que huyeron.


Gisela Martínez, una joven mendocina que está de vacaciones en Chile, vivió una noche de terror a la salida de un boliche de la turística ciudad de La Serena.

“Cuando me di cuenta que me iban a asaltar me preparé para defenderme; sé algo de boxeo”, contó la mendocina.

Cuando la chica, del departamento mendocino de San Martín, salió de bailar para volver a su departamento, fue sorprendida por un grupo de malvivientes que le arrebataron el celular y que, luego, la iban a arrastrar por varios metros con un auto en el que finalmente huyeron.

“Se me dio por salir más temprano del boliche, tipo cuatro, y cuando comencé a caminar vi que venía un auto en sentido contrario al mío. Me llamó la atención porque era muy viejo y roto. Cuando pasaron no sentí que había frenado, hasta que escuché los pasos de alguien detrás mio”, relató la joven.

Gisela sufrió lesiones en manos, muslos y un pie. Además, hematoma en mejilla izquierda y heridas en ambas rodillas.

Gisela continuó así su relato: “Me di cuenta de que me iban a robar y me preparé para defenderme, ya que sé algo de boxeo, y el tipo me comenzó a tironear la cartera y salió corriendo hacia el auto. Hasta le tiré con los zapatos. Sé que le pegué al coche y traté de agarrar a uno de los cuatro que vi adentro, que estaba adelante. El tipo cerró el vidrio y le dijo al chofer que arrancara. Ahí me quedó el brazo atrapado y por eso me arrastró el auto un par de metros”.






Comentarios