El animal también agredió a la mamá del niño y a la abuela de ella. Un vecino los salvó con una pala. Fue en San Rafael. 


Una joven mamá de 18 años y su abuela sufrieron severas heridas, en tanto que su bebé de un año y ocho meses se encuentra grave en terapia intensiva, al ser atacados este miércoles por su propio perro en una vivienda de la ciudad de San Rafael, al sur de Mendoza. 

Según informó el ministerio de Salud provincial, el menor “se encuentra con múltiples heridas cortantes y desgarrantes en espalda, cara y brazo izquierdo, y traumatismo renal, internado en UTI Pediátrica del hospital Teodoro Schwstakow“.

En tanto la mamá del pequeño, de 18 años, fue operada tras las heridas que recibió en “hombro, brazo y pierna”, y la abuela del niño, de 58 años, “se recupera con herida en brazo y pierna”, agregaron las fuentes. Ambas se encuentran en el mismo hospital público.

El hecho sucedió en la calle Los Filtros de San Rafael, al sur de Mendoza.

Según los testigos, un hombre que pasaba por la casa en bicicleta logró apartar al animal de sus víctimas con ayuda de una pala.






Comentarios