"Estamos por encima de los 75 mil turistas y las perspectivas son muy buenas para toda la temporada", dijo Gabriela Testa, titular del Emetur. 


Mendoza tiene una temporada turística que a esta altura de enero supera en casi un 10% a la del año anterior, alcanzando el 75% de ocupación en toda la provincia, y según reveló Gabriela Testa, titular del Emetur (Ente Mendoza de Turismo), “estamos por encima de los 75 mil turistas y las perspectivas son muy buenas para toda la temporada”.

A los atractivos provinciales de vigencia anual como el enoturismo, se suman los de la época de verano que ofrece la provincia, donde se conjugan agua, aventura y relax en paisajes de montaña, con ríos y arroyos, las “playitas”, el termalismo natural, y los espejos de agua, como El Nihuil y los Reyunos, en San Rafael, y El Carrizal, en Luján de Cuyo.

Además, las fiestas de la vendimia departamentales traen a sus escenarios espectáculos musicales con artistas de renombre.

Testa dijo que “en enero de 2018 tuvimos un 69% de ocupación, y este año lo superamos con un 75% de ocupación en toda la provincia, con un aumento natural que tiene que ver con turistas argentinos que están viajando por el país a raíz de la suba del dólar”.

Otra variable para el incremento turístico es la nueva conectividad que brinda Mendoza “que pasó de 115 vuelos semanales en 2015 a 210 en diciembre de 2018” con nueve líneas aéreas que están volando a la provincia.

El crecimiento total en la cantidad de turistas que llegaron vía aérea fue de 5%, y llegó en 2018 a 3.750.000 pasajeros, de los cuales 800 mil fueron turistas internacionales, el segmento que más creció (16%). Los extranjeros representaron el 21,3% del total del turismo del año pasado.

Testa en ese punto comentó: “El crecimiento de la demanda extranjera en 2018 ha sido extraordinario, y se pueden ver visitantes de Chile, Brasil, Estados Unidos, Canadá, y de distintos países europeos, como también a residentes de Perú, Uruguay, Colombia, Bolivia y otros países de Centroamérica”.

La funcionaria sostuvo que “ese aumento del 16% de 2018 en el verano ese número es más alto, porque por ejemplo el Parque Aconcagua está en plena temporada, y porque en verano también es la contraestación -tanto para Estados Unidos como para Europa-, y a eso se deben sumar los turistas chilenos para quienes volvemos a ser convenientes (por el tipo de cambio), y el de los visitantes brasileños, un segmento que ha crecido enormemente”.






Comentarios