Recibió dos puntazos letales en el pecho y en el cuello en una casa de barrio Aeroparque. Tenía antecedentes de robo y de adicción a drogas.


Pablo Emmanuel Aguilera, de 33 años y no vidente, recibió un par de puntazos, dirigidos a zonas vitales como el pecho y el cuello, lo que provocaron su muerte casi en el mismo lugar. 

Aguilera, que en el momento de la agresión se encontraba en una casa del barrio Aeroparque, de Ciudad, era un personaje conocido por los que caminaban la avenida San Martín, porque entre las calles Lavalle y Buenos Aires, era donde tenía su permanente lugar, donde pedía ayuda. Sin embargo, de acuerdo a las autoridades, el hombre, pese a su ceguera, habría tenido antecedentes por robo y era conocido por su adicción a las drogas.

Las primeras versiones indican que las víctimas no eran personas desconocidas para los agresores. Dentro de la casa se habría dado una discusión -presumiblemente por una deuda de dinero- que fue subiendo de tono y terminó de la peor manera.

Por el hecho hay dos detenidos: Carlos Tejada, de 62 años, a quien se le secuestró un cuchillo (tipo carnicero) con una hoja de 30 centímetros, con mango de madera y manchado con sangre; y el otro es Guillermo Camus (51), en cuya ropa también se encontraron restos hemáticos.






Comentarios