El ex marido de la víctima llamó a la Policía desde arriba de un árbol y se adjudicó el crimen. Cuando llegaron los uniformados intentó quitarse la vida. 


Otro femicidio estremece a Mendoza. Ocurrió la mañana de este lunes en Generar Alvear cuando un hombre de 38 años violó la restricción de acercamiento que tenía a su expareja, la degolló y la tiró a un desagüe.

El hecho ocurrió minutos después de las 8, cuando la víctima fatal -identificada como Roxana Ferreira, de 39 años y madre de tres hijos – volvía de dejar a uno de sus chicos en la escuela. Ella se dirigía en moto cuando al llegar a la intersección entre la calle C y el callejón 12 fue interceptada por su expareja, Ramón Castro -de 38 años-.

Castró chocó a Ferreira, una vez que la mujer estaba en el piso, él la degolló con un arma blanca, agarró el cuerpo y lo tiró a un desagüe cercano. Luego subió a un árbol y llamó a la Policía para contar lo que había sucedido. 

Castro esperó arriba del árbol hasta que llegó la Policía. Cuando vio venir a los uniformados intentó escapar y quitarse la vida.  Pero efectivos de la Unidad Motorizada de Acción Rápida (UMAR), lo alcanzaron y lo detuvieron. 

Castro fue trasladado a la Comisaría 46ª, donde quedó aprehendido a disposición de la fiscal Ivana Verdún, quien lidera la investigación. En la dependencia se logró constatar que el hombre contaba con una restricción de acercamiento hacia la mujer. 






Comentarios