La medida responde a su estado de salud, no obstante tiene que pagar una fianza de $20 millones. 


La Justicia mendocina le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria a Leonardo Hisa por su estado de salud. El ex legislador radical está acusado de ser el autor intelectual del crimen de su ex pareja, Norma Carleti, ocurrido en Tunuyán en marzo de este año. 

Hisa perdió 30 kilos desde que fue detenido, tiene depresión y anorexia. La semana pasada fue derivado del penal de San Felipe al hospital Central. Allí permaneció seis días internado y fue estabilizado para volver a la cárcel. 

El abogado defensor, Daniel Sosa Arditi dijo a Diario Los Andes que “se fijó una fianza de 20 millones de pesos y otra serie de requisitos. Luego de que esto se cumpla, Hisa podrá ser trasladado a un domicilio en el Valle de Uco, prefiero no dar la dirección exacta”.

La querella y el Ministerio Público Fiscal no estaban de acuerdo con la detención en su casa, aunque reconocían el mal estado de salud de Hisa, pero proponían que fuese internado en un hospital hasta que estuviera bien y luego regresar al penal.

Al momento del asesinato de Carleti, Hisa y la empresaria atravesaban un proceso de divorcio. Fue asesinada de 52 puñaladas en su casa de Tunuyán. La hipótesis del robo se descartó desde un principio porque sobre la mesa habían 130 mil pesos. 

La Policía detuvo a los hijos de un empleado de Hisa como presuntos autores del crimen. El exlegislador quedó involucrado como el autor intelectual del crimen. La noche del asesinato hubo varias llamadas entre Hisa y Juan Carlos Guerrero -padre de los imputados-.






Comentarios