Es la droga utilizada para la interrupción legal del embarazo. La Anmat autoriza su venta al público con receta archivada.


Las farmacias de San Juan y Mendoza no podrán vender misoprostol, la droga utilizada para la interrupción legal del embarazo, a pesar de que la Anmat autorizó su venta al público con receta archivada, ya que leyes provinciales prohíben su comercialización, informaron este miércoles fuentes locales.

El secretario de Salud de San Juan, Roberto Correa, afirmó a esta agencia que “desde 2009 tenemos la ley 1133Q, que puntualmente prohíbe el expendio y administración de cualquier medicamento que contenga la droga misoprostol específicamente”.

La provincia no va a permitir que se habilite en San Juan el aborto irrestricto medicamentoso, en domicilio y a demanda, que significa habilitar la venta de misoprostol en las farmacias”, puntualizó.

En tanto, en Mendoza está vigente la ley 8116 que “limita exclusivamente al ámbito institucional sanitario el expendio, suministro y/o fraccionamiento de medicamentos que contengan misoprostol, solo o asociado a otro/s principio/s activo/s”.

A principios de agosto, la diputada provincial Ana María Andía, del radicalismo, presentó un proyecto para derogar esa ley, pero fuentes parlamentarias confiaron a Télam que está “cajoneado” por la presidenta de la Comisión de Salud, Hebe Casado, y su vice Daniel Rueda, ambos médicos y antiabortistas.

Durante el debate en el que el Senado de la Nación rechazó el proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, los tres representantes de San Juan votaron en contra de la iniciativa.

En Mendoza, en cambio, solo la rechazó el senador Julio Cobos, de Cambiemos.

Hasta ahora, el misoprostol sólo podía ser administrado en hospitales en casos de abortos no punibles, pero la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat) autorizó su expendio en farmacias “bajo receta archivada” y siempre para los casos que contempla la ley.






Comentarios