Se trata de centrales hidroeléctricas emplazadas dentro de un canal de riego, estarán ubicadas en tres departamentos.

  • Publicado por Redacción de Vía Mendoza

De 12 propuestas para generar energías limpias y sustentables que presentó Mendoza para el plan Renovar, sólo obtuvo cuatro obras hídricas. El gobierno nacional no priorizó el “compre local”, ni la propuesta de elevar la productividad de las Pymes locales y sólo se quedó con cuatro proyectos que debieron bajar el valor que había propuesto; de 120 dólares por MW a 105 dólares. 

Los proyectos hídricos tendrán la autorización nacional para ejecutar las obras con financiamiento privado. Se trata de  pequeños aprovechamientos hidroeléctricos emplazadas dentro de un canal de riego. Los cuatro proyectos estarán ubicados en tres departamentos y tendrán una generación de 21,13 megavatios de energía anual, con una potencia instalada de 4,2 MW, lo que permite abastecer a unas dos mil viviendas. El gobernador Alfredo Cornejo afirmó que los cuatro proyectos están destinados para aprovechar el agua de ciertos cauces, como es el canal Cacique Guaymallén, tienen escaso impacto ambiental y producen energía de forma rápida y limpia, agregando valor a la matriz energética del país. El grupo empresario Ceosa será la compañía mendocina que aportará el capital financiero para desarrollar las obras; se prevee que generará 105 empleos directos y 400 indirectos para la etapa de construcción y 20 puestos de trabajo fijos para su posterior operación

En esta ocasión el capital financiero será aportado por el grupo CEOSA. Los aprovechamientos elegidos son Salto N° 6 y Salto N° 8 del canal Cacique Guaymallén, el triple Salto ubicado en el canal San Martín y el proyecto Tiburcio Benegas.

Cabe recordar que el RenovAr es un plan que busca transformar la matriz energética de Argentina para cuidar el ambiente. Esta primera etapa implica más que duplicar la potencia instalada de energías renovables en el país.

También persigue el objetivo de reducir dos millones de toneladas de dióxido de carbono por año y, a su vez un, ahorro de 300 millones de dólares por los combustibles que el país dejará de importar al generar energía limpia.




Comentarios