Tenía 30 años y era padre de 5 menores. Le dio un infarto. 


Un joven de 30 años murió tras sufrir un infarto mientras jugaba al fútbol en Eugenio Bustos, Mendoza. Participaba de un torneo amateur y promediando los 20′ del segundo tiempo cayó al piso. 

Francisco Herrera disputaba un partido en la cancha de La Celia de Eugenio Bustos por la segunda fecha del torneo Clausura de la Liga Sancarlina entre el local y el club con Furlotti. Para él el fútbol era un pasatiempo ya que trabajaba muy duro para mantener a sus 5 hijos. 

A los 20 minutos del segundo tiempo, Francisco se desmayó y cayó al piso. Inmediatamente el árbitro Ariel Blanco, que es paramédico, le hizo tareas de reanimación y fue trasladado al hospital Victorino Tagarelli de Eugenio Bustos. Por la complejidad del caso, los médicos lo derivaron a el nosocomio de la ciudad cabecera en Tunuyán. En el camino de un hospital al otro, murió. 

El juez del encuentro declaró que lo que había sufrido en la cancha había sido un pre infarto, informó el Nuevo Diario Independiente


En esta nota:

Mendoza Fútbol Deportes Muerte


Comentarios