Graciela Linares pidió hablar durante el juicio e hizo una dura intervención. "Tenía proyectos con vos", le dijo y Silva rompió en llanto.


Este lunes a las 14.30  el Tribunal dictó la sentencia a  Julieta Silva, la mujer que atropelló y mató a su novio a la salida del boliche la Mona en San Rafael el 9 de septiembre de 2017.  En la audiencia previa, que se realizó durante la mañana, Graciela Linares, la madre de la víctima, Genaro Fortunato, pidió la palabra ante los jueces.

Le pidieron a Linares que se dirigiera al público en general, pero sin embargo lo hizo directamente a Silva y mirándola a la cara. ​“¿Por qué, Julieta? Genaro te quería, tenía proyectos con vos y sabés de lo que te estoy hablando”, dijo.

“Necesito poder entender muchas cosas, ya demasiado dolor tenemos y creo que tengo todo el derecho de poder preguntar por qué. Para poder entender qué paso”,

​Su relato fue cada vez más duro: “¿Tanto mal te hizo Genaro? Él te quería, tenía proyectos con vos. Vos sabes de lo que te estoy hablando, estaba contento, tenía ganas de vivir”.

Los padres de Genaro Fortunato.

El presidente del tribunal y el abogado defensor, Alejandro Cazabán, pidió la palabra pero continuó hablando Linares. 

“He tenido que escuchar barbaridades y hasta una manipulación morbosa en pos de una defensa. Julieta tiene todo su derecho, pero no a través de una manipulación morbosa de mi hijo, ahora lo único que falta es que Genaro se quiso suicidar porque estaba en una crisis, cuando sabemos que no es así”, agregó. 

“Le pido a Dios, sin rencor ni venganza, que le de paz a tu alma porque destrozaste mi familia y la tuya también, ellos tampoco tienen la culpa”, terminó.

A las 14:30 los jueces leyeron la sentencia: tres años y nueve meses por homicidio culposo. 

A los 10’19” empieza a hablar la mamá de Genaro. 






Comentarios