Silva había declarado que Lucas se acercó a ella y la advirtió: "o calmás a Genaro, o lo calmo yo". Maure negó este contacto.


Esta mañana fueron indagados los gemelos Martín y Lucas Maure, quienes según dichos de Julieta Silva -única imputada por atropellar y matar a su novio, Genero Fortunato-, protagonizaron dentro del boliche La Mona una fuerte discusión con Genaro.

Silva declaró días atrás que Lucas se le había acercado en medio de la discusión y le había dicho: “O calmás a Genaro o lo calmo yo”. Lucas aseguró hoy ante el juez que jamás habló esa noche con Julieta.

Los hermanos Maure, en tanto, sí coincidieron con la imputada en que la pareja decidió dejar el boliche tras esta situación. Esta parte quedó registrada por la cámara de seguridad instalada en la puerta de “La Mona”. Primero sale la pareja, Genaro se choca con la baranda de seguridad, Julieta se vuelve lo asiste y siguen su camino hacia el auto. Un minuto más tarde sale Martín Maure pero se va para el otro lado, es decir que la pelea no siguió fuera del boliche.

Martín, por su parte, aseguró que Genero lo increpó porque estaba mirando a Julieta, pero que solo fue una “pelea verbal, un cruce de palabras”. Y sentenció además que nunca hubiera pasado a mayores ya que entre ambos existía una “buena relación”.

Julieta Silva enfrenta cargos con dos carátulas distintas, por un lado está el de homicidio simple con dolo eventual que tiene penas de 8 a 25 años y como alternativa el de homicidio culposo con un máximo de condena de 5 años.




Comentarios