La niña de 11 años recibió este viernes el alta médica. Luchó con la enfermedad durante 5 años y hoy hizo el toque de campanas. 


Una mañana soñada durante 5 años se vivió este viernes en el hospital pediátrico de Mendoza Dr. Humberto Notti cuando Milagro Pérez, de 11 años, realizó el típico toque de campanas que acostumbran hacer cada vez que un niño recibe el alta médica definitiva. La pequeña batalló contra una leucemia desde sus 6 años. 

La pequeña iba a primer grado cuando le detectaron la enfermedad por sus dolores en las piernas y cambio de color en sus labios. Desde entonces, ha sido una feroz guerrera que hoy venció a su contrincante y salió victoriosa por la puerta del nosocomio. 

“Fueron cinco años de mucha lucha, con tristeza al principio, pero con mucha fuerza de parte de Mili, que a su manera logró seguir adelante”, expresó emocionada María Rosa Blanco, abuela de la pequeña.

Hace tres meses nos dijeron que Mili estaba bien pero recién hoy le hicieron el último estudio donde indicó que está libre de leucemia. Ahora tiene que venir a control una vez por año”, agregó la abuela en una entrevista con Diario UNO

Por su parte, la mama de Milagros, Adriana Pérez (27), dijo: “Es muy duro porque soy mamá soltera con ella y hemos luchado toda la vida. Esto me superó mucho, pero sinceramente nunca pensé que iba a llegar hasta acá. Lloramos por todos los recuerdos que tenemos, porque cuando entramos vimos a muchos chicos y ella se acordaba cómo se veía en su momento”.


En esta nota:

Mendoza Enfermedades Salud


Comentarios