El trabajador de limpieza del Instituto, que está imputado por abusar de una nena de 4 años, declaró este miércoles y aseguró no tener ningún tipo de responsabilidad sobre los hechos.


El sospechoso de 49 años, quien trabaja desde hace años en el colegio Murialdo, situado en Guaymallén, fue formalmente notificado sobre su calidad de detenido y también brindó declaración ante la fiscal Virgina Rumbo (subroga a su par Cecilia Bignert), de Delitos contra la Integridad Sexual. 

El trabajador de limpieza del Instituto Murialdo, que está imputado por abusar de una nena de 4 años, declaró este miércoles y aseguró no tener ningún tipo de responsabilidad sobre los hechos que le endilgan, indicaron fuentes judiciales. 

Tras la declaración, fuentes judiciales confirmaron que el celador dio su versión de los hechos y se desligó “de todo” lo que lo acusan. Si bien esto quedó asentado en el expediente, los voceros manifestaron que su situación es más que complicada. Incluso, detallaron que en un momento entró en contradicciones y hasta en un momento “decía mentiras”, comentaron las mismas fuentes. 

Todos los indicios recolectados hasta el momento apuntan que se está frente al autor material del hecho. El sospechoso continuará detenido en Contraventores. Su imputación es por “abuso sexual agravado por acceso carnal y por su condición de guardador”, por lo que arriesgaría una pena de hasta 20 años de cárcel. Fuente: Sitio Andino 






Comentarios