Julieta Silva está acusada de atropellar y matar a su novio la madrugada del 9 de septiembre en inmediaciones al bar Mona, en San Rafael. El juicio comienza la semana que viene, el próximo martes y se extenderá hasta el próximo 27 de agosto.

Genaro Fortunato, el rugbier atropellado por Julieta Silva.

Ante el histórico juicio, y la fuerte expectativa que produce, desde el Poder Judicial dispuso una serie de medidas de seguridad atípicas. Sin bien hará acceso a la sala de audiencias, ésta deberá hacerse portando la documentación personal y si quiere permanecer allí nadie podrá salir del lugar.

Al tratarse de una causa resonante, con mayor repercusión de la habitual, aumentará el número de efectivos policiales, sobre todo para controlar el perímetro de los tribunales y de la sala de audiencias.

Dentro del recinto, la seguridad le corresponde a penitenciarios, quienes entre otros deberes tienen a cargo el control de la acusada.

Entre las restricciones, la prensa también tendrá acceso limitado. No podrán ingresar cámaras de televisión, aunque sí periodistas debidamente acreditados. La transmisión del juicio, de principio a fin, será mediante sistema streaming, a través de un canal de internet que será comunicado oportunamente por el Poder Judicial. Fuente: El Sol