Empresarios y contrabando, investigados por trata de personas y pago de coimas.


Esteban Zheng Cheng, el ciudadano chino sindicado como el presunto cabecilla de una banda que produjo contrabando y asociación ilícita de los últimos años en Mendoza, sigue prófugo y es intensamente buscado por las autoridades. 

Trata de personas, pago de coimas de más de 150 mil pesos para que ingresen camiones a Mendoza a través de Horcones.

Los investigadores del caso, la Justicia Federal, efectivos de Dirección de la Lucha Contra el Narcotráfico y personal de la AFIP, ya han planeado y ejecutado varios megaoperativos: secuestraron 4 millones de pesos y vehículos de alta gama, entre ellos tres autos de marca BMW.

Además de las detención de cuatro mendocinos vinculados a la banda del chino: Rodríguez, Nasi, Martínez y Fourcade. Pese a todo esto, Zheng Cheng ha logrado, al menos por el momento escabullirse de la Justicia. 

Más allá del pedido de captura nacional e internacional que pesa sobre él, El Sol accedió a más detalles de la Instrucción que lidera el juez Walter Bento.

Trata de personas, pago de coimas de más de 150 mil pesos para que ingresen camiones a Mendoza a través de Horcones y distribución de mercadería en el barrio de Once, en Capital Federal, son algunos de los condimentos más atractivos de la causa que todavía no está concluida.

Básicamente, Zheng Cheng y su entorno –hay otros cuatro empresarios detenidos por asociación ilícita y contrabando de más de 15 millones de pesos– comenzaron a ser investigados en el 2016.

Conocido como Chino o Paisano y por ser traductor del Poder Judicial Federal hace unos años los efectivos que trabajan casos de narcocriminalidad locales iniciaron la pesquisa para espiarlo por una pista del delito de trata de personas. Fuente: Los Andes / El Sol





Comentarios