Se trata de un matrimonio y sus tres hijos, un bebé de 7 meses y dos niños de 3 y 4 años. Recomendaciones para evitar tragedias al calefaccionar. 


Una familia mendocina se intoxicó con monóxido de carbono en su casa de Las Heras. Los cinco fueron trasladados al hospital Carrillo donde se recuperan y están fuera de peligro. 

Las víctimas son un matrimonio y sus tres hijos, un bebé de 7 meses y dos niños de 3 y 4 años.

Alrededor de las 3 de este lunes un llamado al 911 alertó que en una casa de calle Álvarez Condarco al 600 una familia estaba intoxicada. Inmediatamente una ambulancia del SEC se dirigió al lugar y asistió a las víctimas que ya habían despertado, informa el parte policial. 

Las fuentes indicaron que se calefaccionaban con carbón. 

Las recomendaciones básicas son:

Ventilar: siempre mantener una abertura que permita el libre ingreso de aire fresco y limpio del exterior, así como salidas de los gases tóxicos al exterior.

Airear periódicamente los ambientes para permitir el recambio de aire interior y disminuir las concentraciones de gases producidos por el funcionamiento de los artefactos de calefacción.

Controlar el normal funcionamiento de los artefactos de calefacción: observe que las llamas sean de color azul y que las chimeneas estén conectadas al exterior y libres de obstáculos. Controlar que los conductos no estén deteriorados o que tengan pérdidas.

Un gasista matriculado debe revisar el buen funcionamiento de todos los artefactos a gas de la casa, así como sus conexiones y ventilación.

Entonces, las sugerencias son:

El horno y las hornallas de la cocina no están diseñados para calefaccionar el hogar.

Los calefones no deben instalarse en el interior de baños o ambientes mal ventilados.

Apagar todos los artefactos de combustión a llama abierta (estufas) antes de ir a dormir.

Encender y apagar estufas a querosene o braseros siempre en el exterior de la vivienda. Nunca hay que dejarlos encendidos a la hora de dormir.

Revisar estufas y sus conexiones al exterior.




Comentarios