El candidato a ministro de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, se presentó ante la audiencia pública previa a la votación del Senado. 


Previo a la sesión del Senado donde se votará su pliego para convertirse en juez de la Suprema Corte, el todavía ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, pasó sin sobresaltos la audiencia pública.

El actual ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia escuchó el apoyo de representantes de distintos sectores a su candidatura y fue interrogado por los legisladores opositores sobre distintos temas.

El funcionario cornejista sólo tuvo que soportar dos momentos incómodos y de cierta tensión. Un cuestionamiento se vinculó a su postura sobre el aborto y el restante por el caso del exsubsecretario de Trabajo, Alejandro Jofré, quien siguió en su puesto a pesar de haber sido denunciado por tres empleadas por presunto abuso sexual.

Pese a que durante la previa, la postulación de Garay había recibido más de 1800 adhesiones y sólo 19 impugnaciones, en la mañana de este jueves sólo hubo 10 oradores. Todos brindaron su apoyo al candidato del gobernador Alfredo Cornejo a reemplazar a Alejandro Pérez Hualde en la Corte.




Comentarios