Uno está acusado de violar a mujeres mayores y otro es un auxiliar de policía vinculado a varios hechos de robos y abusos en Mendoza. 


Las inversiones realizadas en el Laboratorio de Genética Forense de la provincia, que ya cuenta con 18.200 registros genéticos, comienzan a dar sus frutos.

En las últimas horas fueron identificados y detenidos dos violadores seriales gracias a cotejos realizados con el nuevo sistema implementado hace un año.

Las inversiones realizadas en el Laboratorio de Genética Forense de la provincia dieron resultados positivos para atrapar a los violadores seriales.

Se trata de Abel Maldonado, acusado de dos violaciones a mujeres mayores, y del auxiliar de la policía Espejo Ochoa, vinculado a cinco hechos graves entre los que hay robos agravados, abusos consumados y en grado de tentativa, y hasta un intento de secuestro de una chica de 13 años.

“Lo que sabíamos es que era el mismo violador en ambos casos. Comparamos la muestra con el registro del laboratorio y descubrimos que coincidía con la de Abel Maldonado, cuyo perfil estaba en la base de datos por un hurto simple. Esto muestra la importancia del sistema: cae un violador serial por un hurto simple”, explicó el doctor Miguel Marino, encargado del Laboratorio de Genética Forense.

El procurador de la Corte Alejandro Gullé, por su parte, anticipó que se encuentra aguardando que el FBI implemente el sistema CODIS en Mendoza.

El procurador de la Corte Alejandro Gullé, por su parte, anticipó que se encuentra aguardando que el FBI implemente el sistema CODIS en la provincia, que es un comparador de perfiles que genéticos que facilitaría mucho el trabajo de los profesionales del Laboratorio de Genética Forense, permitiendo que se realicen los cotejos con mayor rapidez.

“Actualmente el trabajo que realizan es muy artesanal, comparando de a 180 muestras por vez. Cuando se aplique este sistema se realizarán los cotejos con toda la base de datos en cuestión de segundos”, explicó Gullé.




Comentarios