Su nombre real es Adrián Guirin, las otras identidades con las que se lo conocía son falsas. Está detenido desde ayer, se escondía en una finca de El Carrizal.


El fiscal Tomás Guevara imputó a Adrián Rodrigo Guirin Bello por estafas. Es el dueño de la empresa de organización de eventos Golden Fest, acusado acusado por cientos de personas de haberlos estafado al haber cobrado por la organización de fiestas que nunca realizó.

Este hombre que se hacía llamar de diferentes maneras quedó detenido ayer en la tarde en una finca ubicada en la zona del dique el Carrizal. Su nombre verdadero fue descubierto por el cotejo de las huellas dactilares.

Precisamente, las primeras denuncias públicas contra el hombre se realizaron la semana pasada a través de esa red social, e inclusive se creó un grupo denominado “Estafados por GoldenFest Eventos“, donde numerosas personas denunciaron los incumplimientos del empresario en los servicios que contrataron.


En esta nota:

Robo



Comentarios