El presidente de la Corte de Mendoza, Jorge Nanclares participó de la jornada que se realizó en la Facultad de Derecho. Dijo que en una década el Poder Judicial tendrá menos empleados.


El presidente de la Suprema Corte, Jorge Nanclares, criticó las “picardías” que están realizando algunos abogados para demorar los juicios. La declaración la realizó en medio de las jornadas de “Justicia Abierta”, que se realizan entre este martes y el miércoles en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) y el Poder Judicial de Mendoza.

Nanclares, además dijo que se “creó una Comisión de Implementación de los cambios que se encargará de un seguimiento directo para que el sistema no se ‘burocratice’ y se llegue al objetivo final: agilizar la Justicia”.

En medio de las transformaciones y de la implementación de la oralidad en la Justicia, el magistrado realizó la explosiva declaración que por cierto no cayó bien en la “sociedad” legal. Además, Nanclares reconoció que “probablemente” el Poder Judicial haya sido el “más cerrado a la comunidad”. Es por eso que hizo hincapié en los cambios y en la apertura de la Justicia.

“El gran desafío es la instalación del tema de la oralidad porque se produce una transformación estructural muy importante”, indicó. En torno a eso Nanclares subrayó los cambios que se vienen realizando en el sistema judicial, especialmente en lo que hace a la modernización de los procesos y la implementación de la tecnología.

“El problema del Poder Judicial es que tiene un excesivo trabajo fomentado por una gran burocracia y un sistema de gestión absolutamente vetusto”, admitió el presidente del máximo tribunal.




Comentarios