Fue en uno de los polos comerciales de Mendoza cuando la mujer no advirtió el elemento de contención que instaló la Municipalidad de Capital al borde de las veredas.


El siniestro ocurrió este lunes cuando la conductora de una SUV, se llevó por delante un bolardo, instalado sobre calle Arístides Villanueva, centro de Mendoza. La mujer no lo vio y su vehículo quedó incrustado en un de estos objetos metálicos.

Momneto en que la grúa libera el automóvil del bolardo (en la imagen señalizado con un círculo rojo), en pleno centro mendocino.

Los bolardos (una especie de conos de cementos y en otros caso de metal) fueron colocados por la Municipalidad de Capital al borde de las veredas en su plan de remodelación urbana.

La mujer en cuestión dobló desde Granaderos hacia Arístides, sin advertir en la maniobra la cercanía de una formación de bolardos y les pasó por encima a uno de estos objetos.

El vehículo terminó trabado, encima del bolardo, casi a la altura de la rueda trasera derecha, que quedó suspendida en el aire. Claro que luego no fue un trabajo simple para los municipales sacar el vehículo del sector. Tuvieron que levantarlo al menos dos veces con una grúa.






Comentarios