El agresor pagará con treinta días de arresto y sanciones económicas que van hasta 3 mil pesos.


La Cámara de Senadores aprobó la creación del Defensor del Docente, una figura legal que apunta a protocolizar las denuncias de abuso y maltrato a docentes, según informa Diario Los Andes.

La figura legal tiene dos aspectos. El primero apunta a establecer un nuevo protocolo en los casos que un maestro advierta una situación de abuso o de violencia intrafamiliar en sus alumnos. Con la nueva legislación, en lugar de ir el docente a realizar la denuncia, con la exposición que supone, tendrá que advertir al asesor de Menores. Allí aparece la figura del defensor, que es el que va a tener la obligación de hacer la denuncia a la Fiscalía.

Un segundo aspecto de la ley son las sanciones que sufrirán los padres o familiares que agredan a los docentes. A partir de la modificación del Código de Faltas, se agregó a los maestros entre quienes son figuras públicas que pueden ser castigadas en los casos de “ser ofendidos”. 

“Si el ofendido fuere… docente y no docente, cualquiera fuere su jerarquía, de establecimientos educativos de gestión pública o privada de la Provincia o inspectores y notificadores de Empresas o Entidades de Servicio Públicos, la pena podrá ser aumentada hasta 30 días de arresto y la multa hasta 3.000 pesos”, establece la nueva redacción.





Comentarios