El Sindicato de Trabajadores Estatales Autoconvocados cuestionó la "ayuda económica extraordinaria" que ofertó el Ejecutivo provincial. 


Empleados públicos nucleados en el Sindicato de Trabajadores Estatales Autoconvocados (Sitea) cuestionaron la “ayuda económica extraordinaria” que ofertó ayer el Ejecutivo Provincial, en lo que fue la apertura de las mesas paritarias 2017 con todos los gremios de la provincia.

Luego de que el Gobierno de Alfredo Cornejo, en la voz del subsecretario de Gestión Pública, Ulpiano Suárez, confirmara el pago de un bono de 2 mil pesos para quienes perciben por debajo y hasta 20 mil pesos de sueldo bruto y de 1 mil pesos para quienes cobran de 21 mil pesos hasta 30 mil pesos de sueldo bruto, el secretario general de Sitea, Federico Lorite, disparó: “La estrategia del gobierno nacional y provincial de pagar sumas fijas no remunerativas ni bonificables, en este caso con un bono, no es más que un parche. Al parecer, estos gobiernos lo único que saben hacer es remendar, nunca ofrecen soluciones de fondo, y menos a los trabajadores”.

Mediante un comunicado, Lorite sostuvo que existe un “desfasaje entre el aumento que el Gobierno provincial estableció (este 2016) por decreto y lo que debería otorgarse, teniendo en cuenta la inflación del período marzo 2015-febrero 2016”.Desde esa posición, evaluó que “el Gobierno provincial sigue estando muy lejos de lo que necesitan los trabajadores, en nuestro caso específico, de la Administración Central”.




Comentarios