Desde la Cámara de Panaderos están tratando de llegar a un acuerdo en los departamentos para elevar los controles.


Miguel Di Betta, presidente de la Cámara de Empresarios Panaderos en la provincia punteó que el precio del pan dulce aumentó con respecto al año pasado un 25%.  

También el tamaño de los panificados de navidad han sufrido cambios;  de 700 gramos y medio quilo, hoy se está hablando de pan dulces de 400 gramos. También Di Betta subrayó que el consumo de pan se ha desplomado en la provincia,  “Antes se compraba  de kilos y ahora de pesos. Antes te pedían un kilo de pan y ahora $10. El gobierno es el que tiene que poner las cartas sobre la mesa y empezar a combatir la gran evasión que hay porque existen panaderías clandestinas. A nosotros nos tienen controlados por todos lados y hay otras que no. La intención nuestra no es que se cierren sino que establezcan los mismos códigos que a nosotros”.

Desde el accionar de la cámara están intentando llegar a un acuerdo con  los departamentos para que la policía aumente los controles en las calles.




Comentarios