Taussig habló de “acciones” de Carlos Buela que afectaron a seminaristas y dijo que el padre Yañez tiene “prohibido actos sacerdotales”.


El obispo de San Rafael, Eduardo María Taussig, admitió hoy a su regreso de Roma las denuncias por abuso sexual conocidas en los últimos días contra religiosos que cumplían funciones en esa diócesis del sur mendocino como el fundador del Instituto del Verbo Encarnado (IVE), Carlos Buela, y el presbítero Fernando Yañez, ambos ya alejados de esa orden.

Monseñor Taussig difundió en conferencia de prensa un comunicado donde señaló que “no se han constatado casos de abusos de menores atribuibles al padre Carlos Miguel Buela, fundador del IVE”, aunque “han surgido otras denuncias contra él, sobre acciones en materia sexual que afectaron a religiosos y a seminaristas del Instituto”.

“La Congregación competente de la Santa Sede habiendo garantizado el ejercicio del legítimo derecho de defensa del afectado determinó, conforme a procedimientos canónicos vigentes, la veracidad de las denuncias y la imputabilidad al padre Buela de comportamientos impropios con mayores de edad”, agrega el escrito que también publica la agencia católica AICA.




Comentarios