Se prohibió el ingreso de miembros y empleados de la orden religiosa. 


A raíz de las denuncias por abuso sexual realizadas por alumnos sordos del Instituto Antonio Próvolo, ubicado en Boedo 385 de Carrodilla, la Dirección General de Escuelas suspendió las clases martes y miércoles. Hoy, en medio de un fuerte operativo policial, los menores volvieron a la institución para terminar el ciclo lectivo.

Solo pudieron ingresar al establecimiento padres, docentes, alumnos y miembros del Sindicato de Docentes Privados y de la DGE. Tienen prohibido el ingreso miembros y empleados de la orden religiosa ya sean administrativos o de mantenimiento, informa diario Los Andes.

El fin de semana se hizo pública la denuncia por abuso sexual en el instituto religioso. Los niños abusados podrían llegar a ser 60 y las vejaciones habrían comenzado hace al menos diez años.

Están detenidos los curas Nicolás Corradi (82), con antecedentes por abusos en Italia, y Horacio Corbacho (55). También un monaguillo que desempeñaba tareas administrativas y José Luis Ojeda, un jardinero con hipoacusia que habría colaborado con los clérigos. “La lista no está cerrada. Podría haber más abusadores”, aseguró el procurador de la Corte, Alejandro Gullé.





Comentarios