Es la principal teoría. La pericia forense reveló que no tenía golpes graves, heridas de arma blanca o disparos.


Luego que la necropsia revelara que el cuerpo del empresario Diego Aliaga no presentaba heridas de arma blanca ni disparos, tampoco golpes que le pudieran haber provocado la muerte. Eso hace crecer la teoría que cobró fuerza es que asfixiado.

El cadáver de Diego Aliaga fue encontrado el pasado jueves por la tarde en un campo inculto ubicado en Costa de Araujo, camino a Gustavo André, en Lavalle.

Si bien hay un informe preliminar del cuerpo médico forense, el resultado final con la causa de muerte y la fecha estimada en que el empresario fue asesinado, se conocerá en un par de semanas.

Por ahora solo trascendió que no presentaba traumatismos de importancia y que hallaron en su boca restos de lo que parecía un trapo.

Para dar con los restos del empresario al que buscaron por un mes y medio fue clave el análisis de antenas de telefonía móvil y la declaración de un quinto sospechoso en la causa. Según trascendió, el hombre trabajaba como custodio de Diego Barrera (51), socio informal y amigo de Aliaga, y quien está preso por el hecho.

En una calle interna y en el interior de un pozo, a medio metro de la superficie, policías dieron con el cadáver que sólo tenía puesto un bóxer. El estado de esos restos coincidiría con la fecha de desaparición de la víctima, quien fue vista por última vez el 28 de julio pasado. El cuerpo estaba envuelto en una frazada y había restos de una tela de carpa.

Junto a Barrera están detenidos su pareja Viviana Sacolle (46) y dos hijos de la mujer, Lucas (26) y Gastón Curi (28), todos imputados por el delito de secuestro extorsivo en calidad de coautores. Esto debido a que el hermano de Aliaga, a días de la desaparición, recibió un llamado extorsivo donde le exigían un millón de dólares a cambio de su vida.

Tras la confirmación de que el cadáver es de Aliaga, se espera que en las próximas horas la carátula de la causa cambie a “secuestro extorsivo seguido de muerte”, según adelantó el jueves en una conferencia de prensa el fiscal federal Fernando Alcaraz, quien instruye el caso.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.




Comentarios