Los vecinos alertaron a la Policía por el olor nauseabundo que salía de la casa de Godoy Cruz.


Vecinos del barrio La Estanzuela, en Godoy Cruz, advieron que de una casa emanaba un fuerte olor nauseabundo y decidieron llamar a la Policía de Mendoza. Cuando los uniformados ingresaron a la vivienda encontraron el cuerpo de un hombre sin vida en avanzado estado de putrefacción y a su mujer, que padece Alzheimer. 

Lo escalofriante del caso es que la mujer convivió durante aproximadamente dos semanas con el cadáver de su marido en la casa 12 de la manzana 2. El cuerpo de Patricio Salinas (75) estaba en la misma cama donde su esposa dormía todas las noches.

Más allá del macabro suceso, otro hecho vinculado a la muerte del hombre sumó dramatismo al procedimiento, informa el periodista Rodrigo Cuello en Diario Los Andes. En la casa hubo un robo.

Efectivos de la Policía Científica denunciaron que cuando ellos ingresaron por primera vez a la habitación, junto al cuerpo de Salinas había un fajo de billetes, y que cuando entraron por segunda vez, el dinero ya no estaba.  

Por esto, el oficial Principal de la Unidad Investigativa de Godoy Cruz y una funcionaria judicial requisaron a todos los uniformados que habían ingresado a la casa de los ancianos. Pese a que ninguno tenía el dinero consigo, un uniformado quedó detenido. 

El caso quedó caratulado como como “averiguación de muerte, seguido de hurto agravado” y es investigado por la Oficina Fiscal 17.




Comentarios