La Justicia de Mendoza rechazó el pedido de la detención domiciliaria para Mónica Castro, imputada en el caso Burela.


El juez Fernando Martínez -Juzgado Penal Colegiado Nº1-, no hizo lugar al control jurisdiccional que presentó la defensa de Mónica Castro, imputada en la causa del asesinato del médico Domingo Burela.

El hecho que ocurrió el 15 de abril de este año en el barrio Kolton de Las Heras, y tiene como imputada por participación necesaria en el hecho, a Mónica Castro, la “Buja”.

La fiscal Ríos -derecha arriba- era objetivo directo de los trabajos de magia negra para que no continuara con la investigación.

La Justicia le negó la libertad y la posibilidad de acceder a la prisión domiciliaria a la señalada “Bruja”. La fiscal de Homicidios, Claudia Ríos solicitará este miércoles la prisión preventiva contra las dos acusadas que tiene la instrucción.

Luego del pedido, deberá fijarse fecha para la audiencia.




Comentarios