Psicólogos y psiquiatras que trataron a los denunciantes de los abusos sexuales cometidos en el Instituto religioso, remarcaron que los testimonios son veraces.


Especialistas de la Salud Mental que realizaron las pericias psicológicas y, en algunos casos, trataron a los ex alumnos que denunciaron vejaciones en el Instituto Próvolo, coincidieron en que las declaraciones de las víctimas tienen credibilidad.

“No sólo por la estructura del relato que refleja un trauma vivido, sino, por las manifestaciones clínicas que presentan, como los trastornos de angustia, ansiedad, pesadillas, dificultad para relacionarse en la vida personal y en algunos casos, hasta el punto de autolesionarse”, apuntaron fuentes judiciales.

La particular pericia sobre el sacerdote Horacio Corbacho: una perito que le realizó un estudio psicológico al sacerdote Horacio Corbacho, que está detenido y siendo juzgado por los abusos sexuales que habría cometido en el Instituto Antonio Próvolo, declaró este miércoles que “todos los rasgos de personalidad” que encontró en el religioso “son compatibles con un sujeto que comete las conductas que le han sido imputadas”, informaron fuentes judiciales.

Horacio Corbacho, sacerdote del Instituto Próvolo.

Según el estudio, el cura tenía “características de narcicismo, dificultad de poner límites, desinterés por la situación del otro, solo apuntaba a auto satisfacer sus necesidades y sus impulsos sin importarle las consecuencias en la otra persona”.

También, en la jornada de este miércoles, los psicólogos y psiquiatras que analizaron las declaraciones de las 11 víctimas en Cámara Gesell, resaltaron que no se observan que sus dichos tengan “una finalidad ganancial”, como para perseguir otra cosa que el hecho de que se haga Justicia.

Por otro lado, los magistrados -Carlos Díaz, Alejandra Ratto y Mauricio Juan que integran el Tribunal Colegiado N°2- también tuvieron una detallada exposición de la evaluación del daño psicológico que presenta cada uno de los ex alumnos sordos, quienes llevaron a juicio a los curas Horacio Corbacho (61), Nicola Corradi (83) y al jardinero Armando Gómez (51). Fuente: El Sol – Mdz




Comentarios