Fue a ver a la nena al hospital y no se lo permitieron. Qué pasará con la menor.


El último domingo fue liberada la joven acusada de haber hecho fumar marihuana a su hija de dos años, en Guaymallén. Tras la liberación, la acusada fue a ver a la menor al hospital pero le advirtieron que por el momento no podrá estar en contacto con ella. Los estudios médicos no detectaron la presencia de drogas en el cuerpo de la pequeña. 

El fiscal Gustavo Fehlmann esperaba los informes desde el hospital Carrillo, para determinar si imputada a Marianela Yasmín Lucero (24), detenida el jueves en su casa de calle Mitre al 700. La pericias arrojaron que la nena no tenía lesiones físicas ni marihuana en sangre.

A partir de esto, el fiscal decidió tomarle declaración informativa y el domingo la mujer recuperó la libertad, aunque seguirá vinculada a la investigación. 

Una vez que Marianela dejó la comisaría 25 se dirigió al hospital Carrillo para estar con su hija, pero allí le informaron que no podía verla. Por decisión del Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI), ex OAL, de Guaymallén, la joven no podrá estar con su hija al menos por los próximos 90 días, por precaución y seguridad de la menor. La medida podría extenderse a 180 días.

La nena de 2 años permanecerá 48 horas más internada hasta que se completen los estudios. En el transcurso de esta semana se definirá se la menor si queda al cuidado de algún familiar -hasta el momento no se ha presentado nadie- o si recala en una hogar para menores.

Estiman que las fotos que se viralizaron con la pequeña fumando marihuana son de hace algunos meses, ya que los análisis toxicológicos le dieron negativo. Esto indica que no ha ingerido estupefacientes en los últimos días.




Comentarios