La causa tiene dos acusados. El desgarrador testimonio de la madre por tantos años de impunidad.


Este martes arranca el Juicio por jurado por el crimen de Sebastián Prado (36), el médico asesinado hace seis años en la Sexta Sección cuando quisieron robarle la camioneta. Tras una extensa investigación, Jonathan Morales (32) e Ismael Pipi Merlo (32) se sentarán en el banquillo de acusados.

En septiembre del 2013, Prado estaba en la puerta de su casa, arriba del auto junto a sus dos hijos esperando a que su mujer saliera de la vivienda. Se iban a un cumpleaños. Eran cerca de las 21 cuando dos ladrones le pidieron la Renault Duster. Él se negó a dárselas porque estaban los chiquitos arriba del vehículo. Recibió tres disparos. Murió mientras era operado. Se casaba una semana despuésLo mataron una semana antes de su casamiento. Desde entonces el pedido de justicia es incesante. 

Sebastián Prado junto a su mujer.

Blanca Sotelo, mamá de Sebastián, expresó a Canal 9: “Esto se tiene que terminar, es demasiado tiempo. Me costó muchísimo, me la pasé golpeando puertas en fiscalías para ver qué pasaba con el caso. Iba a donde están todos los legajos, seguía todo igual, a veces me decían que cambiaban de fiscal, se volvía a empezar de nuevo. Pasaron cinco fiscales por la causa de Sebastián”

Sotelo explicó que primero fue la fiscal Claudia Ríos, despues Daniel Carniello (en este periodo los imputados quedaron en libertad). Después se hizo cargo del caso el fiscal Juan Manuel Bancalari. Después Carlos Torres y luego, otra vez, a Ríos. “Siempre preguntaba qué pasaba con el caso y todos me decían lo mismo; tenga paciencia, que se está investigando”, contó. 

Blanca Sotelo, la madre del médico Sebastián Prado.

Estos sujetos estuvieron libres 4 años y 4 meses. Y siempre dije y pensé que estos sujetos caminaban entre nosotros, subían al mismo micro nuestro, para mí era una tortura subir a un micro y decir; es ese, es aquel, iba mirando. Era torturante y eso no me lo podía sacar de encima. Es muy agotador y no sé cómo tomé fuerzas para esta lucha”, agregó. 

“Yo acepto lo dictamine el jurado, culpables o inocentes. Acepto lo que disponga el juez que es el que a dar el veredicto. Yo estuve en otros juicios por jurado y es muy agotador. Se comienza a las 9, se hace un cuarto intermedio, se sigue hasta la tarde que puede ser hasta las 17 y cuando es el último día, cuando el jurado se retira a deliberar, ahí puede durar horas hasta que los 12 se pongan de acuerdo”, comentó

Jonathan Morales al recuperar la libertad tras la primera detención.

Además, dijo que la condena a perpetua le traerá alivio: “Pienso que me va a dar la tranquilidad y decir: Sebastián, misión cumplida. Dios no da más de lo que uno pueda recibir. Yo digo que en todos estos años me dio la fortaleza que no tenía, aceptar cosas que antes no las aceptaba, me dio confianza”.

En tanto dirigió unas palabras al jurado: “No se quiénes son, ni cuando los nombran pero les diría que sus conciencia les dicte lo que tienen que hacer, yo no puedo imponer nada, simplemente voy a ser escucha de todo eso”, agregó. 




Comentarios