La Corte había pedido la reapertura de la causa por defraudación. La denuncia la había realziado "Lilita" Carrió y Gustavo Gutiérrez.


La Cámara Federal de Casación Penal ratificó el cierre por “prescripción” de la causa en la que se investigaba una presunta defraudación en perjuicio de las arcas públicas con la caída del Banco República, ex Banco Mendoza, por parte del ex empresario menemista Raúl Moneta, en los ’90.

La Sala Cuarta del máximo tribunal penal rechazó los últimos recursos presentados por el fiscal Raúl Plée y por el representante del Banco Central contra el cierre del expediente a favor de varios de los imputados, entre ellos Carlos Molina, Jorge Maldera, Eduardo Lede, Juan Carlos Bietti, Pablo Lucini y Benito Lucini.

En la causa se investigaba una maniobra a través del Banco República para propiciar la caída del Banco de Mendoza y la obtención de beneficios económicos del Banco Central por unos 140 millones de dólares.

La maniobra escandalosa de los 90 El gobernador justicialista Rodolfo Gabrielli (1991-1995) lanzó el proceso de privatización del Banco Mendoza, que iba a ser fusionada con el Banco de Previsión Social de Mendoza.

Ese paquete fue adquirido por el Banco República, de Moneta, en 1996, durante la gestión de Arturo Lafalla (1995-1999).

Esto lo hizo en sociedad con Magna Inversora, integrada, entre otros, por Daniel Vila, Héctor López (supermercados Metro), Ernesto Pérez Cuesta (Mendoza Plaza Shopping) y Jacques Matas (Industrias Matas).

La causa ya había sido cerrada, pero en 2014 la Corte dispuso su reapertura y la profundización de la investigación, no obstante lo cual el 30 de noviembre del año pasado la Sala Primera de la Cámara Federal nuevamente declaró “extinguida la acción penal”.




Comentarios