La audiencia será el 14 de junio y el abogado Andrés Gil Domínguez, aseguró que "los derechos pampeanos son claros".


“Tengo una postura tomada desde siempre, en términos de que los derechos de La Pampa sobre el Atuel son claros, concretos y objetivos, y que lo único que falta es que un tribunal lo reconozca y se arbitren las soluciones técnicas para que la provincia vuelva a tener el río”, manifestó el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez quien se metió en el conflicto entre Mendoza y La Pampa por las aguas del Río Atuel.

Tras reunirse con el vicegobernador, Mariano Fernández, en la ciudad de Santa Rosa, defendió la posición pampeana.

El conflicto por las aguas del Atuel tiene sus orígenes en 1947, cuando Mendoza construyó el embalse El Nihuil, en la zona sur de San Rafael, con el fin de destinar las aguas del río Atuel a la generación de electricidad y regadío, situación que provocó supuestamente una serie de problemas en La Pampa, que aún no tenía status de provincia.

La respuesta de Mendoza ante el máximo tribunal nacional se basó en la otra disposición del mismo fallo, la cual establece que nuestra provincia tenía derecho a regar hasta 75.771 hectáreas, y luego compartir con La Pampa usos futuros.

“En la actualidad los regantes mendocinos no llegan a regar las 50.000 hectáreas en producción porque falta agua”, a raíz de la emergencia hídrica que padece Mendoza desde hace años, detalla la defensa provincial.




Comentarios