La mujer estaba detenida en El Borbollón y en el día del arresto domiciliario perdió el bebé con 7 meses de gestación.


Una mujer que estaba detenida en el penal de El Borbollón por participar en el robo de una cartera, perdió un embarazo cinco días después de que le dieran el beneficio de la libertad domiciliaria.

La Justicia investiga si hubo negligencias o la comisión de algún delito por parte del Servicio Penitenciario de Mendoza o personal del hospital Lagomaggiore, en relación a la atención médica que la detenida recibió antes y después de salir de la cárcel de mujeres.

María Domínguez (25), una mujer de Dorrego, fue detenida el 10 de marzo pasado por un robo, sin armas, en la vía pública. Ella participó en el atraco junto con un amigo que le quitó la cartera a una señora. Domínguez fue detenida y, como tenía antecedentes por otro robo, fue enviada a la cárcel de mujeres por orden de la fiscal Cecilia Bignert.

Quinto mes En ese momento, la joven estaba cursando el quinto mes de embarazo por lo que José Rubio, abogado de la detenida, pidió la prisión domiciliaria pero se le negó.

Luego, frente a la falta de atención médica adecuada, el defensor presentó un hábeas corpus para que la División Sanidad del Servicio Penitenciario, consiguiera los insumos necesarios para realizar unos análisis a la paciente.

El 2 de mayo la jueza María Cristina Pietrasanta, del Primer Juzgado de Garantías, dispuso la prisión domiciliaria.

Ya en su casa, el 3 de mayo tuvo que ser internada de urgencia en el hospital Lagomaggiore porque se sentía mal. Ese mismo día debía realizarse estudios complementarios porque tenía un exceso de líquido amniótico que ponía en riesgo el embarazo que ya cursaba el séptimo mes.




Comentarios