La llevó hasta el hospital Central y se bajó a buscar una silla de ruedas para asistirla. Lo reconocieron en las redes. 


El chofer de colectivo Lucas Ortíz (30), de la línea 80, obtuvo el reconocimiento de la comunidad mendocina luego de tener un gesto de solidaridad con una embarazada que se descompensó arriba del micro. 

Ortíz hacía su trabajo como todos los días cuando, ayer cerca de la una, un pasajero le comunicó que una joven se había descompuesto. La chica había subido en la Plaza Independencia y esto sucedió llegando a la Casa de Gobierno.  Era hora pico en pleno centro, sin embargo, el chofer decidió frenar y asistir a la chica. 

En cuanto pudo volver a su asiento, el chofer desvió el recorrido del micro y se dirigió al hospital Central. Allí Ortíz se bajó del colectivo, buscó una silla de ruedas y llevó a la futura mamá hasta el interior del nosocomio.

Una vez en el control, Lucas compartió lo vivido con sus compañeros: “Me felicitaron y me dijeron que estaba bien lo que había hecho. Siempre nos hacen hacer cursos de primeros auxilios, pero en este caso actué por instinto puro”, reflexionó en una entrevista con Diario Los Andes. 


En esta nota:

Sociedad




Comentarios