El fiscal Hernán Ríos agotó las instancias de instrucción y no halló pruebas contundentes que demuestren lo denunciado. 


Todo parece indicar que la denuncia que pesa contra un grupo de rugbiers por abuso sexual a una joven en una fiesta, el 22 de diciembre quedará sin efecto. Los jóvenes serían sobreseídos, al menos ése fue el pedido del fiscal Hernán Ríos  a la Justicia de Garantías.

Los imputados por abuso sexual agravado por acceso carnal son Enzo Falaschi, Ignacio Ceschin, Sebastián Vanin y Lisandro Biffi; y el mánager José Hervida, por abuso sexual simple (tocamientos). La investigación entendió que no existen elementos objetivos que demuestren lo denunciado por la joven.

Los hechos demostraron inconsistencias en lo narrado  por la joven quien dijo no recordar nada de lo que sucedió ésa noche y su relato lo basó en lo contado por dos amigas.

En cuanto a la presunción de la existencia de acceso carnal, los estudios que se le realizaron a la mujer, en primera instancia, tampoco constataron lesiones de abuso. 

Según publica hoy diario El Sol, la Justicia de Garantías dará conocer su decisión en los próximos días.


En esta nota:

Abuso sexual Justicia




Comentarios