Vecinos del Cerro de la Capilla denuncian que no tienen agua potable y conviven con un salón de fiestas.


El barrio privado “Cerro de la Capilla” no tiene red de agua potable. Por eso los vecinos están obligados a comprar agua de pozo. Según el cálculo que hacen, por mes gastan unos 1.400 pesos en este servicio. “Cada vez que no tengo, ellos vienen y me hacen la recarga en el tanque”, contó Jorge, un vecino del barrio.

Este servicio lo cubría una empresa que usufructa un pozo de Vialidad. Sin embargo, al ver lo redituable que era el negocio, una familia vinculada al barrio se sumó a la venta de agua en el interior del Cerro de la Capilla con un pozo.

Otro dato particular es que los vecinos no pagan impuesto inmobiliario porque no están regularizados. “La mayoría quiere pagar para que esto funcione correctamente”, contó Mauricio a MDZ.




Comentarios