El municipio sumó 90 cámaras de seguridad, lo curioso es que luego del acto se produjeron incidentes.


Un extraño episodio se vivió durante la mañana de ayer en la Municipalidad de Las Heras. El senador Héctor Quevedo y el funcionario municipal Juan Quinteros tuvieron que ser separados luego de discutir por cuestiones partidarias.

Según narraron algunos testigos, fue necesario que algunos empleados se acercaran a intermediar, entre ellos la hija de Quevedo.

Todo ocurrió en el estacionamiento del predio municipal minutos después de que se presentara la incorporación de 90 cámaras de seguridad para el municipio. Quevedo, miembro de la Bicameral de Seguridad en la Legislatura, formó parte del acto acompañado por el ministro de Seguridad, Gianni Venier.

Luego del acto la situación se fue de las manos. Al parecer, Quinteros le recriminó a Quevedo su intromisión en ciertos temas municipales, por lo que la conversación subió de tono y casi termina con golpes de puño.

Todo bajo la atónita mirada del intendente Daniel Orozco, quien luego dialogó con los involucrados




Comentarios