Ella es de Santa Fe pero al chico lo dejó en Mendoza cuando tenía 8 meses. Una historia marcada por la violencia y las huidas. 


Una mujer llamada Estella Maris Espinosa busca a su hijo, que hoy tiene 50 años, y cree que podría estar en Mendoza. El hombre se llama Ernesto Olivares y la última vez que se vieron fue cuando él tenía 8 meses. 

“Buscamos a mi hermano. Es hijo de mi madre, el nació en la ciudad de Mendoza en el año 1969, hace 50 años no lo ve.  Es hijo de Estella Maris Espinosa y Francisco Olivares, ella sufría maltrato físico y psicológico, por desesperación se fue de la casa con sus dos hijos: Juan Carlos (2 años) y Ernesto (8 meses)”, escribió en Facebook Lorena Chamorro.

“Mi madre es analfabeta, necesitamos saber de su paradero, es angustiante verla así, triste. Si alguien me ayuda a encontrar a mi hermano, Ernesto Fabián Olivares, comunicarse a los números 3415179867 o 3415185288 , Villa Gobernador Gálvez, Santa Fe”, agregó su media hermana. 

​La vida de Estella Maris no ha sido para nada fácil. Es de Santa Fe, hija de madre soltera que tenía problemas con el alcohol. Ella estaba prácticamente en la calle todo el día. Un día, una amiga le dijo que juntaran plata y se vinieran a Mendoza en tren, y así lo hicieron. 

Eran menores y terminaron en un hogar de Mendoza. Estella Maris se casó con Francisco Olivares, un hombre que hacía trabajos de albañilería en el lugar, y logró salir de ahí pero su vida no mejoró. Era víctima de violencia de género. 

El matrimonio tuvo a su primer hijo, Juan Carlos. La plata no alcanzaba, Francisco se ausentaba cada vez más y la violencia se incrementaba. En un momento, ella llevó al hospital al niño y se hizo amiga de Noemí. Para ese entonces ya había nacido Ernesto.

Ella descubrió que su marido mantenía una relación paralela con otro hombre y fue el fin del matrimonio. Le pidió ayuda a Noemí, le dejó a su cuidado a Ernesto, que en ese entonces tenía 8 meses, y se escapó con Juan Carlos, que tenía 2 años. La idea era volver a su provincia natal, establecerse y volver por su hijo, pero las cosas no resultaron así y nunca más lo volvió a ver. 

Ahora Estella Maris desea encontrar a su hijo y la ayudan en la tarea las ocho hijas que tuvo en una relación posterior, informa Diario Los Andes. 






Comentarios